El Cambio Cultural Contra Los Cultivos Transgénicos Puede Ser Un Mal Negocio Para España

¨El Cultivo Orgánico Triunfa Sobre Lo Extranjero y Transgénico¨

Los cultivos transgénicos y organismos genéticamente modificados (OGM) al final pueden ser mal negocios para España debido a un cambio cultural contra los peligros de la agronomía al ¨estilo americano¨ en países miembros de la Unión Europea.

El primer producto modificado genéticamente para ser vendido en los supermercados fue el tomate. En 1994, el tomate FlavrSavr  estaba disponible para el consumidor estadounidense después de ser aprobado por la FDA (Food and Drug Administration: Agencia de Drogas y Alimentos) en 1992. El tomate tenía un gen desactivado para que el tomate madure mientras aún está en la rama y un gen añadido para prevenir la putrefacción. Genetistas y agricultores en California han creado un tomate que tarda más tiempo sin madurar. Los científicos y diputados del gobierno americano dicen repetidamente que los productos transgénicos son ¨seguros para el consumo humano ¨ y son tan seguros como los productos agrícolas tradicionales.  El debate entre científicos a favor y en contra de los alimentos con organismos genéticamente modificados continúa hoy en día mientras el statu quo sigue igual.  Desafortunadamente el planeta tierra sufre las consecuencias cuando los humanos sacrifiquen el medio ambiente por la economía.

La realidad de los productos transgénicos como el tomate es que algunas personas mayores se dan cuenta que la mayoría de los tomates hoy en día no tienen el mismo sabor y nutrientes como hace treinta años. Un ejemplo de nutrientes perdidos en el tomate es la reducción genética del polisacárido (azúcar) pectina, para que la piel del tomate sea más dura, y así prevenir heridas en la fruita durante la cosecha. La pectina, cuando es absorbida por el cuerpo humano, contribuye a aumentar la fibra soluble alimentaria y a reducir el colesterol en la sangre. Además de esto, muchos alimentos transgénicos se cultivan en la arena, la cual, tiene muy poco nutrientes, así que tienen que ser añadidos. Entonces, ¿cuáles son los beneficios de cultivar alimentos transgénicos?

Durante el advenimiento de la biotecnología agrícola, los científicos elogiaron a los organismos genéticamente modificados en plantas basándose en la creencia de que los granjeros podrían producir más comida con menos recursos, por lo tanto, la humanidad puede acabar con la hambruna global y reducir el precio de los productos alimenticios. Históricamente, la economía de la alimentación nos enseña que antes de los alimentos transgénicos había suficiente comida en el mundo para todos. El problema es que la gente se mueren de hambre debido al clima en el que viven, la distribución de las poblaciones y la falta de recursos económicos (la sequía, la comida está muy lejos o demasiado caro). Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, sobre un tercio de toda la comida en el mundo se pierde o se desperdicia.

¨Cada año, consumidores en países ricos se desperdicia 222 millones de toneladas de comida, el total de la producción de la comida en África subsahariana (230 millones de toneladas).¨

Podríamos deducir que producir más comida no necesariamente reduzca la malnutrición ni el hambre, pero las implicaciones económicas muestra que tener más dinero, agua y tierra son los más importantes en combatir el hambre.

Cuando la gente del mundo occidental se eduquen sobre los efectos de los cultivos con OGM (organismos genéticamente modificados) empezarán a rechazarlos. Cultivos sin OGM tienen más nutrientes y además la agricultura local puede para crear más empleo. Las granjas factorías y super-plantaciones transgénicos requieren muy poca gente, se sitúan muy lejos de los núcleos urbanos y exigen muchas químicas y maquinaria. ¿Por qué la mayoría de los productos alimenticios que compran en Nueva York viene de California? Es una distancia de aproximadamente 4.828km (3,000 millas).

Los alimentos transgénicos han entrado en la Unión Europea, el mercado que anteriormente intentaba mantener su soberanía agrícola ( contra el¨estilo americano¨ moderno.) El país miembro de la UE que produce más alimentos transgénicos u OGM, es España. El maíz y la patata son los únicos cultivos con OMG aprobados en la UE. En España, se está considerando la idea de aprobar el cultivo de la producción de soja, tabaco y olivos modificados genéticamente y resistentes a las plagas.

Sobre 90% de los cultivos transgénicos en la Unión Europea – encabezada por la empresa multinacional Monsanto con su MON810 maíz – es cultivado en España. La mayoría del maíz está usado como pienso para criar el ganado que pertenece al mercado de carnes (porcicultura, avicultura, ganado bovino, etc). Un problema que tiene los granjeros es que no hay mucha transparencia y los reglamentos son ambiguos sobre lo que se les está dando de comer a los animales. Se ha informado de que los granjeros dan a los animales una mezcla de maíz transgénico y no transgénico y no pueden elegir entre los dos. La falta de transparencia no permite que muchos ciudadanos en España sepan exactamente donde se cultivan el maíz transgénico. Muchos Españoles y otros Europeos están en contra de cultivos transgénicos y les gustaría que llevaran etiqueta de OGM, pero la ley actual de la Unión Europea se declara que no tiene que poner una etiqueta especial si productos alimenticios tiene menos de 1,0% de ingredientes transgénicos.

La filosofía tecnológica de cultivos transgénicos (especialmente el maíz o soja ) trata sobre cómo se utilizan estos productos. Subjetivamente, estoy en contra del uso general de productos transgénicos para el consumo humanos y para el ganado, pero no tengo problema al uso de los cultivos transgénicos para la producción del etanol, metanol, u otras químicas. En los Estados Unidos y en el Brasil, el etanol del maíz (EE.UU.) y la caña de azúcar (Brasil) representa una gran cantidad del combustible que se mezcla con el gasóleo y el diesel lo cual, reduce el uso del petróleo, ¨el precio¨ y la contaminación.

Las consecuencias negativas de la alimentación con OGM no sean inmediatas en España ni en otros países miembros de la UE que permiten el cultivo del maíz transgénico como Portugal, La República Checa, Polonia y Romania. Lo peor sería permitir el cultivo de otros cultivos transgénicos además del maíz y patatas. Puede que haya un rechazo total de la alimentación con OGM por parte de los otros miembros. Un ejemplo de esto viene del país con la economía más grande de la Unión Europea, Alemania, que quisiera prohibir todos productos con OGM en sus fronteras.

Si los granjeros tanto como el publico en algunos países en Europa se ¨americanicen¨ en aprobar los OGM en la comida, puede crear un cisma entre países de la UE  y cambiar a donde importa y exporta productos agrícolas. Países que no forma parte de la Unión Europea como Noruega, Suiza, Islandia y Serbia ya han hecho una moratoria sobre el tema de los OGM. Estos países, junto con Alemania, culturalmente están alejándose de los cultivos transgénicos (ellos siendo países con climas más fríos, están en contra de los OGM. España puede perder compradores que depende de verduras durante el invierno).

Aunque es difícil probar si los alimentos transgénicos hagan daño a la salud humana, se puede examinar la dieta norteamericana y ver que los estadounidenses lideran el mundo en la obesidad, enfermedades cardiovasculares, cáncer y otras enfermedades que se atribuyen a la comida que consume. Los Estados Unidos es el potente mundial del cultivo de los alimentos transgénicos.  Para decir que los alimentos transgénicos no tienen nada que ver con la mayoría de las enfermedades preventivas en los Estados Unidos es parte de una narrativa incompleta.

Si España sigue aumentando el cultivo de los OGM para la alimentación, puede que haya una rechaza de sus productos en países miembros de la UE que legalmente rechazan la importación de ellos. La idea del cultivo local triunfa sobre lo extranjero y transgénico. Es evidente que algunas localidades y provincias por Europa ya han prohibido el cultivo de alimentos con OGM, como el Estado Libre de Baviera, Alemania, donde el negocio agrícola local intenta resistir a las multinacionales no populares como Monsanto, para que transgénicos no entren en su cadena trófica.

España tiene ventaja como el país más soleado de todo Europa, especialmente en la provincia de Almería, que tiene una media de 320 días de sol cada año. Durante décadas, la provincia y su sol, han sido explotados por empresas locales y extranjeros (incluso Monsanto) en una zona conocida como ¨el mar de plástico). Los invernaderos en este desierto es donde se cultivan alimentos para Europa durante el invierno porque el clima permite el cultivo todo el año.

Si los que dirigen la industria agrícola en España se adhiriese a modelos Americanos para la producción de alimentos transgénicos, habría una reducción en la calidad de productos alimenticios y una pérdida en confianza en la UE de productos etiquetados ¨producto de España¨. Ya que España es uno de los 10 grandes exportadores de productos agrícolas del mundo, el país necesita un cambio económico y cultural para protegerse de los OGM. No es bueno para el negocio en la UE o la salud general de la población. Mejor para seguir invirtiendo en los cultivos ecológicos y convencionales para asegurar que los ciudadanos de la Unión Europea siguen comprándolo.

 

Por Opton A. Martin

Anuncios

Rajoy Viaja a la Cumbre de la Unión Africana: Agricultura y Seguridad Alimentaria, Pero Hay Otro Tema Oculto

¨No puede combatir el fuego con fuego, hay que combatir el fuego con agua¨

¿Hay otro tema oculto en la Cumbre de la Unión Africana 2014 en Malabo? Es posible que la seguridad alimentaria pasará a segundo término a la seguridad militar.

El Presidente del Gobierno de España Mariano Rajoy visitó hoy a la cumbre de la Unión Africana como invitado. Felicitó a los estados miembros por su crecimiento económico porque muchos países africanos han crecido más económicamente que España después de la crisis financiera de los años 2007/2008. Afortunadamente, Rajoy no se metió la pata como en 2012 cuando dijo ¨Aguanta, España no es Uganda¨.

Comentó sobre España y si necesitaba ayuda financiera del FMI (la economía de Uganda creció un tal 6,98% entre 2003-2013, mientras la de España fluctuó entre zero a alrededor de 1,2% en los últimos tiempos). Rajoy fue el único cabeza del estado europeo invitado a la cumbre africana y pronunció un discurso diciendo que España no tiene nada para ofrecer a África, pero si quiere un socio para más crecimiento económico que España estaría disponible. Igualmente importante, Rajoy busca apoyo de los africanos para un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Mariano Rajoy y Teodoro Obiang se ha reunido en Malabo, la capital de Guinea Ecuatorial. Obiang ha sido el dictador de Guinea Ecuatorial desde 1979 tras un golpe de estado contra su tío, Francisco Macías. Relaciones entre los dos países ha permanecido distante desde 1991 cuando Felipe Gonzales fue el último presidente español en visitar a la capital de Guinea Equatorial.

Con respecto a la cumbre Africano, Rajoy intenta mantener su distancia del dictador africano que no tiene popularidad entre todos los españoles, independientemente del partido político, pero afirmó que ¨debo estar¨. Aunque la cumbre se trata de agricultura y seguridad alimentaria, la Unión Africana tiene planes para formar una fuerza militar se llama The African Standby Force 0 Las Fuerzas Africanas de Emergencia, la cual, sería como las Fuerzas de paz de las Naciones Unidas pero controlado por líderes africanos.

Desde enero de 2014, el actual presidente de la Unión Africana es Mohammed Ould Abdel Aziz, y además, es presidente de la República Islámica de Mauritania (como Obiang, consiguió la presidencia a través de un golpe de estado).

La Unión Europea y la Unión Africana mantiene la lucha contra el terrorismo y extremismo en sus territorios. Francia luchó en el conflicto en el norte de Malí contra el Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad, lo cual, es una banda separatista que lucha para formar un estado para los tuaregs (un pueblo bereber de nómadas del norte de África).

Entre los tuaregs separatistas, Boko Haram (un grupo terrorista basada en el norte de Nigeria), Al-Qaeda, y el grupo terrorista hoy conocido como ISIS o ISIL (Estado Islámico de Irak y el Levante), Europa y África tienen problemas de seguridad contra la propagación de movimientos separatistas y terroristas. La Primavera Árabe fue muy importante para muchos países para deshacerse de dictadores, pero ha dejado un vacío de poder en aquellos lugares.

Lo que podría ser visto en un futuro próximo es la venta de armas a países en África por parte de España. Sin embargo, vender armas a países de África sería una situación nadie gana. Si la Unión Europea y la Unión Africana quiere mantener sus fronteras como tal y reducir el terrorismo, es mejor no inundar las tierras hostiles con armas porque va a provocar más terrorismo o la guerra civil (ya hemos visto lo que está pasando en Siria).

El norte de África es donde inmigrantes y sospechosos yihadistas de muchos países intentan entrar a Europa ilegalmente. En España, la gente temen otra ataque terrorista de yihadistas como la del 11-M en Madrid en 2004. España bajo Rajoy en 2012 incrementó la venta de armas a países como Marruecos, Israel, y Arabia Saudí para razones económicas y para que los aliados pueden mantener los apartheides étnicos en sus propios países.

Aunque Rajoy dijo que no tiene nada para ofrecer a África, quizás hay algo del gabinete de Rajoy y el Partido Popular que los líderes de la Unión Áfricana quieren de él.

“La mayoría prometieron ayudar a África y ofrecieron fondos y programas. Yo no vengo a ofrecer nada porque no tengo nada que los africanos no puedan darse a sí mismos. Yo vengo a pedir que cuenten con España como socio para el crecimiento. Vengo a pedir más comercio y más inversión entre nuestros países, y vengo a reiterarles que España quiere participar en el renacimiento de África”.

Parece que hoy en día hay tres fracciones luchando para el control político y económico en África del Norte y África subsahariana. Algunos grupos usan la religión o revolución como motivo. La pregunta en cuestión es si Europa quiere mantener su relación con los dictadores de África (los que también luchan contra los yihadistas) o si quiere afiliarse con los menos conocidos en las franjas de la sociedad africana que no quieren ni dictadores ni yihadistas.

La paradoja de reformar políticamente un país es apoyar el menor de dos malos. Todos recordamos a Saddam Hussein y como los Estados Unidos luchaba para convencer a los aliados de Europa que había que intervenir en Irak. Ahora, Irak está más inestable que nunca. ¨No puede combatir el fuego con fuego, hay que combatir el fuego con agua¨ se trata de usar los recursos disponibles que no toma las vidas de las personas. Si no quiere que la violencia sectaria siga manifestándose, hay que dejar de cometer los mismos errores de apoyar dictaduras.

 

Por Opton A. Martin

Perspectiva de un sistema en el que todo el mundo gana: la energía limpia, el pleno empleo y la reducción de la inmigración ilegal.

 

La reciente crisis financiera mundial ha dejado su huella en los países más prósperos y en los menos. Gobiernos de todo el mundo decidieron rescatar a los bancos ofreciéndoles préstamos para evitar lo que sería otra catástrofe financiera, según dicen.

¿Qué pasa con los ciudadanos ahora que los bancos y gobiernos están en tierra firme? Todavía hay que resolver los problemas de desempleo, el cambio climático y la inmigración irregular, y poca gente con influencias tienen soluciones reales. Los políticos siguen con la retórica banal, la cual no ofrece soluciones específicas.

España representa una de las grandes economías de la Unión Europea pero padece de un nivel de desempleo del 25%, el doble de la media de la Unión Europea. Últimamente las medidas económicas que el gobierno y las empresas han tomado para bajar el nivel del desempleo son contrarias a la opinion popular. Multitudes de empleados tienen que trabajar más horas y aguantar medidas de austeridad como reducción de los salarios, subida del IVA o reducción de días de vacaciones entre otros, por no hablar de la subida de costes de transporte y energía. Todos estos factores contribuyen a la reducción del consumo local.

Aunque industrias como el turismo y las industrias manufactureras están creciendo hay que diversificar los productos que se exportan a los países en desarrollo, que desesperadamente los necesitan para sus economías. Teniendo esto en cuenta es posible que España tenga ventaja en el mercado para exportar la energía renovable al extranjero.

Aumentar las exportaciones de energía renovable a países en los que no hay suficiente electricidad puede reducir el desempleo y abrir las puertas a otras industrias. Producir módulos fotovoltaicos, turbinas eólicas para exportar o desarrollar la logística para la industria agrícola en otros países (como los invernaderos o la potabilización del agua) es necesario para elevar el nivel de vida.

Los países más industriales del mundo ya están implementando medidas para detener o reducir el calentamiento global con inversiones en la energía limpia, pero no la suficiente velocidad. Como el precio de productos derivados del petróleo fluctúa dramáticamente dependiendo de los embargos, tarifas, reducciones de producción, derrames de petróleo, guerras y escándalos relacionados con este recurso natural, ahora más que nunca es el mejor tiempo para abandonar la dependencia de la energía derivada del petróleo y del carbón y hacer una campaña mundial para promover la producción de la energía limpia.

Los países con menos industria quieren desarrollarse en este campo para que sus ciudadanos salgan de la pobreza y participen en

el negocio del comercio mundial. El problema es que la correlación entre países ricos y el consumo del petróleo envía un mensaje equivocado a los países que con grandes reservas petrolíferas. Del mismo modo que los países que exportan la mayoría del petróleo, como los de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), son conocidos por su falta de derechos humanos, sus altos niveles de pobreza, y por la falta de diversidad económica, lo cual pone en riesgo al medio ambiente y al desarrollo socio-económico. También debe mencionarse que, excepto por las centrales hidroeléctricas, ningún país en la OPEP tiene proyectos de energía limpia. Tal vez vayan a esperar hasta que los pozos se sequen antes de implementar programas de energía limpia.

La creencia popular difunde la idea de que si los países más pobres quieren salir de lo que el mundo occidental considera ¨pobreza¨, tendrían que exportar más productos, pero no es así de fácil. El hecho de que estos países tengan problemas para cumplir con sus necesidades energéticas básicas les impide seguir desarrollándose, el principal obstáculo es que si un país no tiene suficiente electricidad no puede tener industria.

Nigeria es buen ejemplo de un país que depende mayormente de exportaciones de petróleo para el producto interior bruto (PIB), pero al mismo tiempo sufre de una crisis energética. Para ponerlo en perspectiva, Nigeria tiene una población de más de 170.000.000 habitantes, pero produce menos electricidad que Irlanda, la cual tiene una población de alrededor de 4.800.000.

Ni el dinero ni el tiempo deben ser un obstáculo o una excusa para no haber instalado ya energía eólica en un país como Nigeria. El precio para construir el parque eólico más grande del mundo en 2009 fue $1.000 millones. Roscoe Wind Farm, en Roscoe, Texas, tiene 634 turbinas que abarcan 400km2 de tierra. Se tardó alrededor de dos años en terminar el parque eólico en Roscoe que da electricidad a 250,000 casas.

Para que Nigeria y otros países en el continente africano diversifiquen sus intereses económicos, habría que resolver sus problemas energéticos. Para ello habría que empezar por importar turbinas eólicas y placas solares. Este año, Nigeria tiene las puertas abiertas a inversores, empresas y profesionales para la exposición de energía alternativa de Nigeria. Con suerte, veremos empresas interesadas en el desarrollo de energía limpia local.

Con respecto a las turbinas eólicas, empresas con sede en Los Estados Unidos, Alemania, Dinamarca, España, e India instalan turbinas eólicas tanto en sus propios países como en otros. Debido a la alta tasa de desempleo de España, este país debe invertir más en la exportación de aerogeneradores y placas solares a los mercados abiertos en África, y debería anticiparse a otros países de la Unión Europea, especialmente a Alemania, que ya se ha recuperado de la crisis financiera mundial.

La actual administración de España junto con los países más ricos del mundo han reducido sus inversiones en energía limpia. Han dado dos pasos atrás en su intento para reducir la dependencia de la energía no renovable y de bajar el nivel del paro a escala nacional.

Si España hiciera más negocios con empresas o gobiernos del norte y oeste de África mediante la exportación de energía eólica y solar, crecerían económicamente. Tal vez habría menos jóvenes africanos saliendo de su país, y se evitaría que esas personas pasaran meses o años viajando a través de tierras hostiles para llegar a las vallas de Ceuta o Melilla.

La producción de energía limpia tendría un efecto doble en África. Primero, con más electricidad más industrias son posibles, especialmente en el desarrollo de nuevos centros urbanos, lo cual puede aliviar la congestión e inmundicia de mega-ciudades como Lagos o Luanda. El potencial de fabricar turbinas eólicas y placas solares en África se puede propagar de forma exponencial, y por lo tanto reducir la inmigración irregular. Aumentar las industrias africanas como la fabricación textil, los suministros médicos, la maquinaría y la agricultura son necesarios para la mano de obra local, por lo tanto, reduce la inmigración irregular.

Segundo, África puede modernizarse mientras tanto y mantener su posición como el continente que contribuye menos al calentamiento global.

Hay muchas batallas sociales y políticas por luchar, pero desafortunadamente la humanidad en su conjunto se está derrotando a sí misma con combustibles fósiles. No se puede separar la ecología de los problemas sociales o económicos.

Ahora más que nunca es nuestra responsabilidad sacar provecho de una tecnología tan vieja como utilizar la energía cinética del viento, y una tecnología tan nueva como la energía solar fotovoltaica para resolver los problemas del siglo XXI.

 

Por Opton A. Martin