Violencia con Armas de Fuego: El Viejo Mundo v. El Nuevo Mundo.

“Ejecución y difamación es una táctica del Nuevo Orden Mundial para censurar a la gente.”

“El Nuevo Orden Mundial pretende destruir las tradiciones y monumentos que llevan cientos o miles de años de existencia. Es un club internacional de hombres poderosos que tienen más en común entre ellos que sus propios compatriotas como militares, políticos y socios económicos.  Exterminan y difaman a toda la gente en su camino y esperan que se les olviden.”

Sólo a veces es la muerte evitable. A veces a propósito, mayormente sin saber, nosotros construimos sociedades peligrosas con fallos en la estructura social que a consecuencia, trabaja para aislar a la gente para privar de derechos civiles y empujarles a la periferia. La clase baja tiene limitaciones económicas, educativas y representativas (para votar) porque la clase media apoya las leyes y la política de la clase gobernante que pretenden mantener el sometimiento de los pobres.

La gente que vive en la periferia luchan entre ellos porque compiten para pocos recursos. El “centro” del capital no es para ellos porque está siendo guardado por la policia, pagado por los ricos. Aquí es donde el poder legislativo, político y económico controla los elementos del estado – el estado semi-fallido.

La violencia con armas de fuego en toda América (salvo Canadá), desde los Estados Unidos hasta el punto de Argentina y Chile es muy diferente que la violencia con armas en África, Europa, Asia y Oceanía. Los motivos de la violencia con armas difiere de como está distribuida y su prevalencia. La similitud de violencia con armas entre el viejo mundo y el nuevo mundo se trata del control del territorio, espacio, tierra, región, zona, estado, país, califato, comunidad, manzana, ciudad, pueblo, isla, ruta de comercio y sobre todo, recursos naturales (el dinero). Aunque puedes decir que el robo cuenta por mucho del uso ilegal de armas de fuego, los países de América tienen las problemas graves del narcotráfico y la guerra contra las drogas que contribuye a la mayor parte del día a día violencia con armas.

El tráfico de las drogas a través de América va de sur a norte y acaba en las manos de los norteamericanos y europeos para consumir. Los estadounidenses consumen más drogas ilegales que cualquier otro país del mundo. Brasil, Colombia, Venezuela, México y todos los países de sus alrededores están plagados de violencia de bandas de narcotraficantes que amasan sus imperios y reciben protección personal a través del dinero generado del trafico de drogas, la extorsión y los sobornos pagados a agentes policiales. El comercio ilegal de las armas es por lo tanto parte a las drogan porque uno es necesario para proteger al otro. Algunos países de Centroamérica y el Caribe sufren de mucha violencia del narcotráfico a causa de su geografía. Los cárteles pasan por ¨caminos¨ estrechos y como un embudo, la violencia se concentra en países como Honduras. Con una cifra de homicidio a 82 por cada 100,000 residentes, Honduras es el país con más homicidios con armas de fuego en el mundo. Nicaragua, Guatemala y El Salvador también están estirados por el narcotráfico y violencia que han causado una crisis humanitaria que es la inmigración irregular de niños desde Centroamérica hacia los Estados Unidos.

La violencia actual que ocurre en países centroamericanos ha llegado a niveles bélicos principalmente por la política americana durante las administraciones de Ronald Reagan y George H.W. Bush que apoyaron a los ¨Contras¨ (comandos anti-izquierdista) para cumplir las campañas anticomunistas a través de golpes de estado y operaciones secretas contra ideologías izquierdistas como marxismo-leninismo, comunismo, o cualquier banda afiliada con las ideas y creencias de Che Guevara y Fidel Castro. Reagan autorizó la asistencia de la CIA para fundar y entrenar a los ¨Contras¨ para luchar contra los Sandinistas en Nicaragua.  Y quién puede olvidar la invasión estadounidense de Panamá en 1989 para deshacerse de Manuel Noriega, un antiguo empleado de la CIA y narcotraficante dictador militar. El gobierno estadounidense ayudaba establecer los cárteles de drogas con los mismos Contras, prácticamente en paro, que luchaba contra los izquierdistas (soldados a narcotraficantes).  El escándalo Irán-Contra era real, no una conspiración elaborado por periodistas. El acontecimiento del escándalo destaca lo poco que sabemos sobre la profundidad de las operaciones en América Latina.

La guerra contra las drogas continúa clandestinamente cuando el gobierno estadounidense ayuda crear parte del caos. Un ejemplo es la ¨Operación Rápido y Furioso¨ . El nombre tomado de una película de acción, describe el escándalo de la venta de armas de los Estados Unidos a cárteles mexicanos. Entre 2006 y 2011, la agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de fuego y Explosivos (ATF) vendían armas a los que creían que formaban parte de bandas narcotraficantes para ¨rastrearlos.¨ Al final, las armas de fuego de la ATF se encontraban en escenas de crímenes brutales en México y el gobierno mexicano perplejo porque no tenía información previa de la operación.

Cuanto más hacen esfuerzo para parar el tráfico de drogas, la gente tiene que pagar más dinero y los cárteles ganan más dinero, se compran más armas, se ponen más violentos y controlan más territorio. Los cárteles siempre están buscando nuevas rutas para transportar las drogas y las armas. La violencia ¨se atasca¨ en países pequeños como Honduras, El Salvador y Jamaica, países que tiene lo más homicidios (por 100,000 habitantes) con armas del mundo. Jamaica ha llegado a ser muy peligroso últimamente porque envíos de cocaína y otro contrabando ha desviado para viajar a través del Caribe vía Jamaica. Si las drogas fuesen legalizadas o parcialmente legalizadas los cárteles tendrían menos dinero para fundar su conflicto armado. También los norteamericanos y europeos pueden dejar de tomar drogas completamente lo cual nunca pasará.

Hay menos violencia con armas en Europa y Asia que América. Las leyes de Europa preserva el derecho a las armas para los que tienen permiso de caza o si son agentes policiales. En España por ejemplo, si quieres comprar una escopeta primero hay que conseguir un permiso de caza. Las pistolas están muy restringidas para el público general.  En los Estados Unidos, comprar un arma no requiere nada más que el dinero porque la Constitución de los Estados Unidos dice que poseer armas y formar una milicia son partes de su independencia y seguridad nacional. Entonces, poseer un arma en Estados Unidos es una cosa de cultura. Resulta que para cada 100 estadounidenses hay 88 armas. Es el pueblo con mayor cantidad de armas del mundo. Puede ser porque ciudades como Chicago, Il ,USA, cuenta más de 500 homicidios por año, la mayoría a bases de violencia con pistolas. Altas cifras de homicidios con armas son comunes en ciudades con 100,000 habitantes o más. No debe ser así.

Algunos países en Europa tienen muchos propietarios de armas pero no padecen de la violencia con armas como América. Las capitales Europeas como Madrid, España, que tiene una población parecida a Chicago (incluyendo las cercanías) tiene aproximadamente 30 homicidios al año, y sólo una parte de la cifra incluye homicidios con armas de fuego. Oceanía (Australia, Nueva Zelanda, Polinesia) tienen cifras de homicidios con armas parecidas a Europa.

Sólo Suiza y Finlandia acerca a los Estados Unidos en cantidad de propietarios de armas de fuego con una cifra de 47 por 100 suecos o finlandeses respectivo a sus países. Violencia con armas no es muy común entre agente de policía en Europa tampoco:

“Según Der Spiegel de Alemania, la policía alemana dispararon solo 85 balas en todo de 2011. Un recuerdo de que no todos los países del mundo son tan locos por pistolas como los Estados Unidos…La mayoría de los disparos no se apuntaron a nadie: 49 disparos de aviso, 36 disparos a perpetradores, 15 personas heridas y 6 personas muertas.” thewire.com

 En los Estados Unidos es común oír una historia de un policía que disparó 90 veces a una persona.

Las temas de raza, etnia y protección policial son partes de una sociedad que es más peligroso para las minorías, especialmente los afroamericanos que los europeo-americanos. En 2002, la policía americana mataron a 313 hombres afroamericanos. Las ejecuciones de hombres negros fue calculado como ¨cada 28 horas un hombre negro es matado por la policía.¨ La violencia con armas sale de personas que han perdido totalmente su humanidad. Es la mecanización de matar.

En Asia, casi no tiene violencia con armas en China y Japón. Japón tiene casi 1/2 de la población de los Estados Unidos (128,000,000 est. 2010) metidos en un país el tamaño del estado de California, pero sólo hay aproximadamente 2 homicidios con armas de fuego al año. Comprar una pistola en Japón es un proceso agotador, hay limitaciones del modelo, análisis psicológicos, hay que tomar un curso y hay rutinas de inspecciones. En China, posesión de armas de fuego está prohibida para los ciudadanos. La falta de acceso a las armas y bajos niveles de violencia con armas están relacionados, pero en países menos industriales es más complicado.

Una de las cosas que separa la violencia de armas en los Estados Unidos a Europa o Asia es cultura. Los estadounidenses sienten que necesitan tener un arma porque fue fundamental en formar las fronteras de América del Norte al estilo ¨Wild Wild West.¨ Al contraste,  Europa y Asia tiene estado-países antiguos formados con matrimonios, diplomacia, rutas de comercio, batallas con espadas, cañones, y mamutes cruzando los Alpes  suizos. Ir a campos de tiros o disparar a cosas en el jardín es una forma de diversión para los estadounidenses (al resto del mundo no tanto). A veces, son demasiado listos para disparar a cosas o personas que no amenace a nadie.

El continente de África y la región del Oriente Próximo tienen violencia con armas de fuego pero los conflictos del ¨viejo mundo¨ son problemas propagados por el Nuevo Orden Mundial. Reinos antiguos en África y el Oriente Próximo se formaban hace muchos siglos, interrumpidos por las invasiones de Europeos que re-dibujó estas zonas durante los siglos XVIII, XIX y XX. Países modernos como India, Pakistán, Nigeria, Argelia, Sudan, Egipto, e Israel son zonas donde los británicos y franceses bordeaban y cruzaban países ignorando vínculos culturales,  lingüísticos y étnicos cuando formaban países nuevos.

Zonas de conflicto armado como Siria, Libia, Sudan, Malí, Israel, Yemen, Pakistán y otros, requiere armamentos de países occidentales (EE.UU, Europa Occidental y Rusia). Debido a la inundación de armas, la violencia continúa para borrar las linea que los Europeos han dejado hace un siglo. Es una puerta giratoria, pero los países occidentales tiene lo más para ganar mientras los países de conflicto sigan comprando y lanzando las armas.

Aunque parece que quitar las armas de la gente para reducir homicidios es una solución simple, no es así de fácil. Si la gente quiere matar a otro, lo harán. En Sudáfrica, donde la cifra de homicidios es más alta que los Estados Unidos, homicidios con armas de fuego sólo cuenta por 45% de ellos, pero 67% en los Estados Unidos. Hay problemas profundas que provocan la tensión entre ciudadanos en cada país.  La disponibilidad de las armas sólo exacerba las problemas, luchan una falta de recursos. Lo que es verdad es que aunque países en América están en un estado de ¨paz¨ las cifras de homicidios competen con zonas de conflictos armados. Hay que llamar la atención al público para acabar con el despliegue rápido de policías militares al estilo futurista, distópica y Orwelliano. No más tanques, granadas, y metralletas en las calles de América apuntados a los ciudadanos. El estado policial, pre Segunda Guerra Mundial del siglo XX era malo, el estado policial del siglo XXI será peor.

Por: Opton A. Martin

El Cambio Cultural Contra Los Cultivos Transgénicos Puede Ser Un Mal Negocio Para España

¨El Cultivo Orgánico Triunfa Sobre Lo Extranjero y Transgénico¨

Los cultivos transgénicos y organismos genéticamente modificados (OGM) al final pueden ser mal negocios para España debido a un cambio cultural contra los peligros de la agronomía al ¨estilo americano¨ en países miembros de la Unión Europea.

El primer producto modificado genéticamente para ser vendido en los supermercados fue el tomate. En 1994, el tomate FlavrSavr  estaba disponible para el consumidor estadounidense después de ser aprobado por la FDA (Food and Drug Administration: Agencia de Drogas y Alimentos) en 1992. El tomate tenía un gen desactivado para que el tomate madure mientras aún está en la rama y un gen añadido para prevenir la putrefacción. Genetistas y agricultores en California han creado un tomate que tarda más tiempo sin madurar. Los científicos y diputados del gobierno americano dicen repetidamente que los productos transgénicos son ¨seguros para el consumo humano ¨ y son tan seguros como los productos agrícolas tradicionales.  El debate entre científicos a favor y en contra de los alimentos con organismos genéticamente modificados continúa hoy en día mientras el statu quo sigue igual.  Desafortunadamente el planeta tierra sufre las consecuencias cuando los humanos sacrifiquen el medio ambiente por la economía.

La realidad de los productos transgénicos como el tomate es que algunas personas mayores se dan cuenta que la mayoría de los tomates hoy en día no tienen el mismo sabor y nutrientes como hace treinta años. Un ejemplo de nutrientes perdidos en el tomate es la reducción genética del polisacárido (azúcar) pectina, para que la piel del tomate sea más dura, y así prevenir heridas en la fruita durante la cosecha. La pectina, cuando es absorbida por el cuerpo humano, contribuye a aumentar la fibra soluble alimentaria y a reducir el colesterol en la sangre. Además de esto, muchos alimentos transgénicos se cultivan en la arena, la cual, tiene muy poco nutrientes, así que tienen que ser añadidos. Entonces, ¿cuáles son los beneficios de cultivar alimentos transgénicos?

Durante el advenimiento de la biotecnología agrícola, los científicos elogiaron a los organismos genéticamente modificados en plantas basándose en la creencia de que los granjeros podrían producir más comida con menos recursos, por lo tanto, la humanidad puede acabar con la hambruna global y reducir el precio de los productos alimenticios. Históricamente, la economía de la alimentación nos enseña que antes de los alimentos transgénicos había suficiente comida en el mundo para todos. El problema es que la gente se mueren de hambre debido al clima en el que viven, la distribución de las poblaciones y la falta de recursos económicos (la sequía, la comida está muy lejos o demasiado caro). Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, sobre un tercio de toda la comida en el mundo se pierde o se desperdicia.

¨Cada año, consumidores en países ricos se desperdicia 222 millones de toneladas de comida, el total de la producción de la comida en África subsahariana (230 millones de toneladas).¨

Podríamos deducir que producir más comida no necesariamente reduzca la malnutrición ni el hambre, pero las implicaciones económicas muestra que tener más dinero, agua y tierra son los más importantes en combatir el hambre.

Cuando la gente del mundo occidental se eduquen sobre los efectos de los cultivos con OGM (organismos genéticamente modificados) empezarán a rechazarlos. Cultivos sin OGM tienen más nutrientes y además la agricultura local puede para crear más empleo. Las granjas factorías y super-plantaciones transgénicos requieren muy poca gente, se sitúan muy lejos de los núcleos urbanos y exigen muchas químicas y maquinaria. ¿Por qué la mayoría de los productos alimenticios que compran en Nueva York viene de California? Es una distancia de aproximadamente 4.828km (3,000 millas).

Los alimentos transgénicos han entrado en la Unión Europea, el mercado que anteriormente intentaba mantener su soberanía agrícola ( contra el¨estilo americano¨ moderno.) El país miembro de la UE que produce más alimentos transgénicos u OGM, es España. El maíz y la patata son los únicos cultivos con OMG aprobados en la UE. En España, se está considerando la idea de aprobar el cultivo de la producción de soja, tabaco y olivos modificados genéticamente y resistentes a las plagas.

Sobre 90% de los cultivos transgénicos en la Unión Europea – encabezada por la empresa multinacional Monsanto con su MON810 maíz – es cultivado en España. La mayoría del maíz está usado como pienso para criar el ganado que pertenece al mercado de carnes (porcicultura, avicultura, ganado bovino, etc). Un problema que tiene los granjeros es que no hay mucha transparencia y los reglamentos son ambiguos sobre lo que se les está dando de comer a los animales. Se ha informado de que los granjeros dan a los animales una mezcla de maíz transgénico y no transgénico y no pueden elegir entre los dos. La falta de transparencia no permite que muchos ciudadanos en España sepan exactamente donde se cultivan el maíz transgénico. Muchos Españoles y otros Europeos están en contra de cultivos transgénicos y les gustaría que llevaran etiqueta de OGM, pero la ley actual de la Unión Europea se declara que no tiene que poner una etiqueta especial si productos alimenticios tiene menos de 1,0% de ingredientes transgénicos.

La filosofía tecnológica de cultivos transgénicos (especialmente el maíz o soja ) trata sobre cómo se utilizan estos productos. Subjetivamente, estoy en contra del uso general de productos transgénicos para el consumo humanos y para el ganado, pero no tengo problema al uso de los cultivos transgénicos para la producción del etanol, metanol, u otras químicas. En los Estados Unidos y en el Brasil, el etanol del maíz (EE.UU.) y la caña de azúcar (Brasil) representa una gran cantidad del combustible que se mezcla con el gasóleo y el diesel lo cual, reduce el uso del petróleo, ¨el precio¨ y la contaminación.

Las consecuencias negativas de la alimentación con OGM no sean inmediatas en España ni en otros países miembros de la UE que permiten el cultivo del maíz transgénico como Portugal, La República Checa, Polonia y Romania. Lo peor sería permitir el cultivo de otros cultivos transgénicos además del maíz y patatas. Puede que haya un rechazo total de la alimentación con OGM por parte de los otros miembros. Un ejemplo de esto viene del país con la economía más grande de la Unión Europea, Alemania, que quisiera prohibir todos productos con OGM en sus fronteras.

Si los granjeros tanto como el publico en algunos países en Europa se ¨americanicen¨ en aprobar los OGM en la comida, puede crear un cisma entre países de la UE  y cambiar a donde importa y exporta productos agrícolas. Países que no forma parte de la Unión Europea como Noruega, Suiza, Islandia y Serbia ya han hecho una moratoria sobre el tema de los OGM. Estos países, junto con Alemania, culturalmente están alejándose de los cultivos transgénicos (ellos siendo países con climas más fríos, están en contra de los OGM. España puede perder compradores que depende de verduras durante el invierno).

Aunque es difícil probar si los alimentos transgénicos hagan daño a la salud humana, se puede examinar la dieta norteamericana y ver que los estadounidenses lideran el mundo en la obesidad, enfermedades cardiovasculares, cáncer y otras enfermedades que se atribuyen a la comida que consume. Los Estados Unidos es el potente mundial del cultivo de los alimentos transgénicos.  Para decir que los alimentos transgénicos no tienen nada que ver con la mayoría de las enfermedades preventivas en los Estados Unidos es parte de una narrativa incompleta.

Si España sigue aumentando el cultivo de los OGM para la alimentación, puede que haya una rechaza de sus productos en países miembros de la UE que legalmente rechazan la importación de ellos. La idea del cultivo local triunfa sobre lo extranjero y transgénico. Es evidente que algunas localidades y provincias por Europa ya han prohibido el cultivo de alimentos con OGM, como el Estado Libre de Baviera, Alemania, donde el negocio agrícola local intenta resistir a las multinacionales no populares como Monsanto, para que transgénicos no entren en su cadena trófica.

España tiene ventaja como el país más soleado de todo Europa, especialmente en la provincia de Almería, que tiene una media de 320 días de sol cada año. Durante décadas, la provincia y su sol, han sido explotados por empresas locales y extranjeros (incluso Monsanto) en una zona conocida como ¨el mar de plástico). Los invernaderos en este desierto es donde se cultivan alimentos para Europa durante el invierno porque el clima permite el cultivo todo el año.

Si los que dirigen la industria agrícola en España se adhiriese a modelos Americanos para la producción de alimentos transgénicos, habría una reducción en la calidad de productos alimenticios y una pérdida en confianza en la UE de productos etiquetados ¨producto de España¨. Ya que España es uno de los 10 grandes exportadores de productos agrícolas del mundo, el país necesita un cambio económico y cultural para protegerse de los OGM. No es bueno para el negocio en la UE o la salud general de la población. Mejor para seguir invirtiendo en los cultivos ecológicos y convencionales para asegurar que los ciudadanos de la Unión Europea siguen comprándolo.

 

Por Opton A. Martin