Violencia con Armas de Fuego: El Viejo Mundo v. El Nuevo Mundo.

“Ejecución y difamación es una táctica del Nuevo Orden Mundial para censurar a la gente.”

“El Nuevo Orden Mundial pretende destruir las tradiciones y monumentos que llevan cientos o miles de años de existencia. Es un club internacional de hombres poderosos que tienen más en común entre ellos que sus propios compatriotas como militares, políticos y socios económicos.  Exterminan y difaman a toda la gente en su camino y esperan que se les olviden.”

Sólo a veces es la muerte evitable. A veces a propósito, mayormente sin saber, nosotros construimos sociedades peligrosas con fallos en la estructura social que a consecuencia, trabaja para aislar a la gente para privar de derechos civiles y empujarles a la periferia. La clase baja tiene limitaciones económicas, educativas y representativas (para votar) porque la clase media apoya las leyes y la política de la clase gobernante que pretenden mantener el sometimiento de los pobres.

La gente que vive en la periferia luchan entre ellos porque compiten para pocos recursos. El “centro” del capital no es para ellos porque está siendo guardado por la policia, pagado por los ricos. Aquí es donde el poder legislativo, político y económico controla los elementos del estado – el estado semi-fallido.

La violencia con armas de fuego en toda América (salvo Canadá), desde los Estados Unidos hasta el punto de Argentina y Chile es muy diferente que la violencia con armas en África, Europa, Asia y Oceanía. Los motivos de la violencia con armas difiere de como está distribuida y su prevalencia. La similitud de violencia con armas entre el viejo mundo y el nuevo mundo se trata del control del territorio, espacio, tierra, región, zona, estado, país, califato, comunidad, manzana, ciudad, pueblo, isla, ruta de comercio y sobre todo, recursos naturales (el dinero). Aunque puedes decir que el robo cuenta por mucho del uso ilegal de armas de fuego, los países de América tienen las problemas graves del narcotráfico y la guerra contra las drogas que contribuye a la mayor parte del día a día violencia con armas.

El tráfico de las drogas a través de América va de sur a norte y acaba en las manos de los norteamericanos y europeos para consumir. Los estadounidenses consumen más drogas ilegales que cualquier otro país del mundo. Brasil, Colombia, Venezuela, México y todos los países de sus alrededores están plagados de violencia de bandas de narcotraficantes que amasan sus imperios y reciben protección personal a través del dinero generado del trafico de drogas, la extorsión y los sobornos pagados a agentes policiales. El comercio ilegal de las armas es por lo tanto parte a las drogan porque uno es necesario para proteger al otro. Algunos países de Centroamérica y el Caribe sufren de mucha violencia del narcotráfico a causa de su geografía. Los cárteles pasan por ¨caminos¨ estrechos y como un embudo, la violencia se concentra en países como Honduras. Con una cifra de homicidio a 82 por cada 100,000 residentes, Honduras es el país con más homicidios con armas de fuego en el mundo. Nicaragua, Guatemala y El Salvador también están estirados por el narcotráfico y violencia que han causado una crisis humanitaria que es la inmigración irregular de niños desde Centroamérica hacia los Estados Unidos.

La violencia actual que ocurre en países centroamericanos ha llegado a niveles bélicos principalmente por la política americana durante las administraciones de Ronald Reagan y George H.W. Bush que apoyaron a los ¨Contras¨ (comandos anti-izquierdista) para cumplir las campañas anticomunistas a través de golpes de estado y operaciones secretas contra ideologías izquierdistas como marxismo-leninismo, comunismo, o cualquier banda afiliada con las ideas y creencias de Che Guevara y Fidel Castro. Reagan autorizó la asistencia de la CIA para fundar y entrenar a los ¨Contras¨ para luchar contra los Sandinistas en Nicaragua.  Y quién puede olvidar la invasión estadounidense de Panamá en 1989 para deshacerse de Manuel Noriega, un antiguo empleado de la CIA y narcotraficante dictador militar. El gobierno estadounidense ayudaba establecer los cárteles de drogas con los mismos Contras, prácticamente en paro, que luchaba contra los izquierdistas (soldados a narcotraficantes).  El escándalo Irán-Contra era real, no una conspiración elaborado por periodistas. El acontecimiento del escándalo destaca lo poco que sabemos sobre la profundidad de las operaciones en América Latina.

La guerra contra las drogas continúa clandestinamente cuando el gobierno estadounidense ayuda crear parte del caos. Un ejemplo es la ¨Operación Rápido y Furioso¨ . El nombre tomado de una película de acción, describe el escándalo de la venta de armas de los Estados Unidos a cárteles mexicanos. Entre 2006 y 2011, la agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de fuego y Explosivos (ATF) vendían armas a los que creían que formaban parte de bandas narcotraficantes para ¨rastrearlos.¨ Al final, las armas de fuego de la ATF se encontraban en escenas de crímenes brutales en México y el gobierno mexicano perplejo porque no tenía información previa de la operación.

Cuanto más hacen esfuerzo para parar el tráfico de drogas, la gente tiene que pagar más dinero y los cárteles ganan más dinero, se compran más armas, se ponen más violentos y controlan más territorio. Los cárteles siempre están buscando nuevas rutas para transportar las drogas y las armas. La violencia ¨se atasca¨ en países pequeños como Honduras, El Salvador y Jamaica, países que tiene lo más homicidios (por 100,000 habitantes) con armas del mundo. Jamaica ha llegado a ser muy peligroso últimamente porque envíos de cocaína y otro contrabando ha desviado para viajar a través del Caribe vía Jamaica. Si las drogas fuesen legalizadas o parcialmente legalizadas los cárteles tendrían menos dinero para fundar su conflicto armado. También los norteamericanos y europeos pueden dejar de tomar drogas completamente lo cual nunca pasará.

Hay menos violencia con armas en Europa y Asia que América. Las leyes de Europa preserva el derecho a las armas para los que tienen permiso de caza o si son agentes policiales. En España por ejemplo, si quieres comprar una escopeta primero hay que conseguir un permiso de caza. Las pistolas están muy restringidas para el público general.  En los Estados Unidos, comprar un arma no requiere nada más que el dinero porque la Constitución de los Estados Unidos dice que poseer armas y formar una milicia son partes de su independencia y seguridad nacional. Entonces, poseer un arma en Estados Unidos es una cosa de cultura. Resulta que para cada 100 estadounidenses hay 88 armas. Es el pueblo con mayor cantidad de armas del mundo. Puede ser porque ciudades como Chicago, Il ,USA, cuenta más de 500 homicidios por año, la mayoría a bases de violencia con pistolas. Altas cifras de homicidios con armas son comunes en ciudades con 100,000 habitantes o más. No debe ser así.

Algunos países en Europa tienen muchos propietarios de armas pero no padecen de la violencia con armas como América. Las capitales Europeas como Madrid, España, que tiene una población parecida a Chicago (incluyendo las cercanías) tiene aproximadamente 30 homicidios al año, y sólo una parte de la cifra incluye homicidios con armas de fuego. Oceanía (Australia, Nueva Zelanda, Polinesia) tienen cifras de homicidios con armas parecidas a Europa.

Sólo Suiza y Finlandia acerca a los Estados Unidos en cantidad de propietarios de armas de fuego con una cifra de 47 por 100 suecos o finlandeses respectivo a sus países. Violencia con armas no es muy común entre agente de policía en Europa tampoco:

“Según Der Spiegel de Alemania, la policía alemana dispararon solo 85 balas en todo de 2011. Un recuerdo de que no todos los países del mundo son tan locos por pistolas como los Estados Unidos…La mayoría de los disparos no se apuntaron a nadie: 49 disparos de aviso, 36 disparos a perpetradores, 15 personas heridas y 6 personas muertas.” thewire.com

 En los Estados Unidos es común oír una historia de un policía que disparó 90 veces a una persona.

Las temas de raza, etnia y protección policial son partes de una sociedad que es más peligroso para las minorías, especialmente los afroamericanos que los europeo-americanos. En 2002, la policía americana mataron a 313 hombres afroamericanos. Las ejecuciones de hombres negros fue calculado como ¨cada 28 horas un hombre negro es matado por la policía.¨ La violencia con armas sale de personas que han perdido totalmente su humanidad. Es la mecanización de matar.

En Asia, casi no tiene violencia con armas en China y Japón. Japón tiene casi 1/2 de la población de los Estados Unidos (128,000,000 est. 2010) metidos en un país el tamaño del estado de California, pero sólo hay aproximadamente 2 homicidios con armas de fuego al año. Comprar una pistola en Japón es un proceso agotador, hay limitaciones del modelo, análisis psicológicos, hay que tomar un curso y hay rutinas de inspecciones. En China, posesión de armas de fuego está prohibida para los ciudadanos. La falta de acceso a las armas y bajos niveles de violencia con armas están relacionados, pero en países menos industriales es más complicado.

Una de las cosas que separa la violencia de armas en los Estados Unidos a Europa o Asia es cultura. Los estadounidenses sienten que necesitan tener un arma porque fue fundamental en formar las fronteras de América del Norte al estilo ¨Wild Wild West.¨ Al contraste,  Europa y Asia tiene estado-países antiguos formados con matrimonios, diplomacia, rutas de comercio, batallas con espadas, cañones, y mamutes cruzando los Alpes  suizos. Ir a campos de tiros o disparar a cosas en el jardín es una forma de diversión para los estadounidenses (al resto del mundo no tanto). A veces, son demasiado listos para disparar a cosas o personas que no amenace a nadie.

El continente de África y la región del Oriente Próximo tienen violencia con armas de fuego pero los conflictos del ¨viejo mundo¨ son problemas propagados por el Nuevo Orden Mundial. Reinos antiguos en África y el Oriente Próximo se formaban hace muchos siglos, interrumpidos por las invasiones de Europeos que re-dibujó estas zonas durante los siglos XVIII, XIX y XX. Países modernos como India, Pakistán, Nigeria, Argelia, Sudan, Egipto, e Israel son zonas donde los británicos y franceses bordeaban y cruzaban países ignorando vínculos culturales,  lingüísticos y étnicos cuando formaban países nuevos.

Zonas de conflicto armado como Siria, Libia, Sudan, Malí, Israel, Yemen, Pakistán y otros, requiere armamentos de países occidentales (EE.UU, Europa Occidental y Rusia). Debido a la inundación de armas, la violencia continúa para borrar las linea que los Europeos han dejado hace un siglo. Es una puerta giratoria, pero los países occidentales tiene lo más para ganar mientras los países de conflicto sigan comprando y lanzando las armas.

Aunque parece que quitar las armas de la gente para reducir homicidios es una solución simple, no es así de fácil. Si la gente quiere matar a otro, lo harán. En Sudáfrica, donde la cifra de homicidios es más alta que los Estados Unidos, homicidios con armas de fuego sólo cuenta por 45% de ellos, pero 67% en los Estados Unidos. Hay problemas profundas que provocan la tensión entre ciudadanos en cada país.  La disponibilidad de las armas sólo exacerba las problemas, luchan una falta de recursos. Lo que es verdad es que aunque países en América están en un estado de ¨paz¨ las cifras de homicidios competen con zonas de conflictos armados. Hay que llamar la atención al público para acabar con el despliegue rápido de policías militares al estilo futurista, distópica y Orwelliano. No más tanques, granadas, y metralletas en las calles de América apuntados a los ciudadanos. El estado policial, pre Segunda Guerra Mundial del siglo XX era malo, el estado policial del siglo XXI será peor.

Por: Opton A. Martin

Anuncios

The Interesting Relationship Between Germans and Jamaicans: Resolving an Energy Crisis by Shedding Light on it.

What Do Jamaicans and Germans Have in Common? History, Tourism, Sports, and Clean Energy: Jamaica is on its way to resolving its own energy crisis.

“Out of Many, One People” – motto of Jamaica

The economic powerhouse that is the Federal Republic of Germany has an interesting relationship with the small island nation of Jamaica. The relationship is mutual in that Jamaicans and Germans have been working together on a few projects that involve government institutions, tourism and non-governmental organizations. From a historical point of view, there have been communities of ethnic Germans in Jamaica for more than 150 years. Where is the real connection between the two distinct countries?

Jamaica was inhabited by what anthropologists and historians refer to as Arawak or Taíno peoples, who settled the islands in the Caribbean, sailing from the South American mainland, since before the common era.  In 1494, during the second voyage of Christopher Columbus to the Caribbean, the island was then known as Xaymaca by the native Taínos. At first, the island was claimed by Spain until English privateers, corsairs, and pirates attacked Spanish vessels that circulated the Caribbean. In 1655, the Spanish lost the island to the English and until this day remains part of the British Commonwealth of Nations (hence Jamaica is an Anglophonic nation).

When the English took over the island they continued – as the Spanish did – to exploit the land, and the people, to the point where they engaged in the use of imported slave labor of African peoples. Jamaica became one the largest exporters of sugar, rum and molasses (many indigenous Taínos were killed or died of disease as a result of the Spanish and English occupations).

During the 1830s, after slavery was abolished in the British colonies, 19th-century scientific racism fueled racial bitterness that Europeans had after losing a virtually free source of labor. The British-Jamaicans therefore looked to Europe for cheap labor. Indentured servants from Europe essentially paid their way to the New World by agreeing to work in the British colonies for a number of years – among this group of indentured servants came a group of about 350 Germans to a Jamaican plantation.

Since the 1830s, there have been Germans or “Germaicans” living in Jamaica. After a few generations of living in Jamaica, almost all of them have lost their German language and completely integrated as Jamaican people by culture, but their physical attributes look very much German (i.e., blond hair, fair skin, and freckles).

For almost half a century, Jamaica has become a popular tourist destination for Americans, Britons, and Europeans. Jamaica has been popular with Germans from the spread of Reggae music and Rastafari, which was made popular by the likes of Bob Marley & The Wailers, Burning Spear and Peter Tosh. It is not uncommon to see Germans who have an affinity for deadlocks, ganja, and eating I-tal food.

The exchange of cultural icons and interests are mutual in recent days as Jamaicans are surprisingly interested in the Germany national football team. Jamaicans love football(soccer), and support a variety of national teams, but one thing is for sure: Germany is a favorite. It is not uncommon to see that during the world Cup, Jamaicans are flying the flags of countries like Germany, Argentina and Brazil in support.

The most important relationship Germans and Jamaicans have nowadays has to do with clean energy. Jamaica has been importing costly and highly-contaminating diesel fuel in order to generate electricity. There is a new initiative to ween Jamaica off petroleum by installing solar panels and wind turbines. The German Ministry of the Environment has been working with a few countries in the Caribbean to outline a plan to make sustainable or green energy more available.

The Tourism industry, which has seen a lack of visitors to Jamaica in recent years, might get an upswing from new developments in clean energy cooperation from other countries besides Germany such as Spain and Cuba. The Grand Palladium Resort & Spa in Hanover, Jamaica is the largest photovoltaic (solar) plant on the island. This Spanish hotel boasts a capacity of 1.6MW from a solar roof-top system that uses photovoltaic cells manufactured by a German company called IBC solar, but installed by a local company called Sofos Jamaica based out of Kingston, Jamaica. The hotel expects to save about $730,000 each year in energy cost (not to mention the barrels of petroleum that will be saved). At a rate of 2.2 million kWh per year electricity production and 17,000 square meters of photovoltaic solar panels, Jamaica could essentially be petroleum free after building only about 1,000 of these facilities.

Jamaica’s neighbor Cuba has also been trying to cooperate in the fabrication and installation of solar panels in their respective island-nations (instead of buying them from Germany or China). Not only will it reduce their dependence on fossil fuels for energy, but also create job opportunities in fabricating, installing and maintaining photovoltaic cells all over the Caribbean.

Last but not least, the German Embassy of Jamaica has been making an effort to bring about self sufficiency for an educational center – an NGO in Cassava Piece, Kingston – with a donation of JM$2.1 million for the installation of German-made solar panels. A Jamaican-based company installed the German-made solar panels for HELP Jamaica! Educational Center. This system was installed in late 2012, and is probably the only NGO on the island that is powered with 100% clean energy.

With the realization of a market open to innovation to solve its energy problems, it is interesting to see how Germans and Jamaicans have at least a few things in common. Cooperation in clean energy tend to bring countries together, unlike their rivals in the petroleum industry, which tends to drive a firm wedge between them.

By. Opton A. Martin